650-475-964 hola@solesanchez.com

La escalera

Autor: Sole Sánchez Mohamed

Publicado el 30 de julio de 2014

Créditos imagen: Generado con IA ∙ 22 de enero de 2024, 10:27 a. m.

Nos gusta compartir momentos. Hacer cosas juntos. David, Lord Black y yo. Tenemos un pequeño espacio de almacén en casa de un amigo. Aquella tarde fuimos los tres para llevar algunos caballetes y libros.

Como a Lord Black le dan miedo las escaleras sin contrahuellas nos quedamos abajo esperando. Una escalera de malla metálica se levantaba ante nosotros. El efecto otorgaba  gracilidad y ligereza el espacio. Y quizás por eso a Lord Black esa escalera no le parecía muy estable y potencialmente peligrosa. Y no digamos si la tal escalera además está desprovista de contrahuellas entonces la negativa de nuestro perro es rotunda.

A la mayoría de perros les ocurre lo mismo. En este sentido es impresionante lo sensato que es nuestro perro: si a él le parece peligroso algo actúa con miedo pero sobre todo con un sentido de la protección que a veces nos resulta sobrecogedor: De ningún modo quería Lord Black que David accediera a esa escalera “tan peligrosa” así que ladraba y gruñía.

Ya habíamos ido algunas veces y a mí me sabía mal los enfados que llegaba a coger este grandullón peludo de casi cincuenta quilos, así que esa tarde me dispuse a enseñarle a subir por ese espacio. Iba poniendo mi pie en el primer escalón. Repetía el gesto con afectación y al poco, Lord Black entendiendo lo que le estaba pidiendo, entre gruñidos y rebufos ponía su pata. Yo le miraba diciéndole “¿Ves como no pasa nada? Ahora prueba con el otro” y repetía el gesto con el otro pie. Donde yo ponía el pie, justo al lado, él ponía su pata. Y así llegamos al primer descanso.

Entonces levanté la mirada y vi que David se estaba ahogando de la risa sujetándose el vientre. Me sentí indignada ante tal  falta de reconocimiento que además se manifestaba con mofa. “Se puede saber de qué te estás riendo? Es un logro que Lord Black vaya superando sus miedos” “Ya, sus miedos…” y siguió partiéndose de risa hasta que pudo hacerme un gesto indicando que mirara hacia atrás.

Yo no veía nada y torneé los ojos con fingido enfado. “Lord Black, se están riendo de nosotros” El perro asintió sacando la lengua y cimbreando la cabeza con cierto nerviosismo. Entonces caí en la cuenta. Tenía las patas delanteras bien aposentadas sobre el escalón pero las traseras temblaban con tal rigor, de lado a lado, que bien podría haber estado bailando con Jonh Travolta en la mítica escena de Grease…Yo ya lo estaba viendo bailar Greased Lightning a todo trapo. Lo abracé entre risas y él se calmó. Con su mirada me reclamaba comprensión. Así que entonces lo mantuve pegado a mí y seguimos subiendo. Hacíamos paradas y lo iba acariciando y animando mientras el miraba su alrededor con cierto alivio y sorpresa ante lo estable del piso.

Llegamos arriba y los tres celebramos el ascenso de Lord Black. Él me daba pequeños mordiscos mientras ladraba de alegría. Se acercó a la escalera y siguió moviendo el rabo triunfante.

Tras pasar un rato bajamos los tres. No es que bajará corriendo pero se sentía arropado entre nosotros y mantuvo un poquito más el tipo.

A mí me hacía gracia pensar lo mucho que Lord Black confía en mí o, mejor dicho, hasta qué punto es capaz de llevarme la corriente… Lo quiero muchísimo, la verdad.

Entradas relacionadas

Corvus corax (Cuervo)

Corvus corax (Cuervo)

"Solía ir a los acantilados que recortaban la isla de Menorca por la zona norte. Allí la Tramontana siempre estaba presente. Iba a correr entre las rocas y me imponía hacerlo por el borde. No era siempre posible. A veces tenía que gatear y confiar en un equilibrio que...

leer más
Una silla sexy

Una silla sexy

Créditos imagen: Chairchill Sculpture Helmut PallaAdjetivos curiosos: una silla sexy. Siempre me ha llamado la atención la forma de hablar que la gente tiene en general. Y, en general, todo el mundo tiene sus particularidades. Es lo que se conoce como idiolecto. Por...

leer más
Que no te fastidie el día

Que no te fastidie el día

Procura que el tal San Valentín no te fastidie el día. Nuevamente y en estos novísimos días con sus magníficas novedades nos podemos volver a sentir... estimulados. O lo que quiera que signifique eso. La verdad es que de un modo u otro nos sentimos atrapados ante las...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Soledad Sánchez Mohamed.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a HostPapa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad