650-475-964 hola@solesanchez.com

Una silla sexy

Chairchill Sculpture Helmut Palla

Autor: Sole Sánchez Mohamed

Publicado el 17 de enero de 2024

Créditos imagen: Chairchill Sculpture Helmut Palla

Adjetivos curiosos: una silla sexy.

Siempre me ha llamado la atención la forma de hablar que la gente tiene en general.

Y, en general, todo el mundo tiene sus particularidades. Es lo que se conoce como idiolecto.

Por ejemplo la palabra sexy. Cuando me hablan de una casa sexy, un coche sexy, un paisaje sexy; un precio sexy…me resulta de lo más desconcertante. Con todo, es un desconcierto con efectos anestésicos que siempre agradeceré.

 

En cambio, si me hablan de una silla sexy la cosa cambia «Una silla sexy, qué silla más sexy». Entonces me imagino algo así: una silla con atribuciones humanas en una pose distendida. Lo de sensual sería una extensión de esa personificación o prosopopeya. Una silla con todas las atribuciones humanas. Y pienso en esa silla más allá de lo sexy. Pienso en cómo será su vida teniendo que soportar día tras día el culo de alguien mientras son ignorados sus sentimientos. Una silla cosificada.

 

Todo ello ocurre con la velocidad que solo puede tener el pensamiento. Es oírlo y verlo.

Lo peor de estas situaciones es que este tipo de conversaciones se dan en un contexto serio. Y no puedes reírte.

Porque de empezar hacerlo no podrías parar. Sería pueril y poco fiable. Y tampoco podrías dar explicaciones pertinentes, ni ganar tiempo con las cuestiones mayéuticas, en busca de cierto nivel de comprensión. Porque eso podría generar susceptibilidades. No puedes parecer pueril pero tampoco intimidante.

Así que te callas. Pero cuesta obviar la distrofia léxica. Porque como cualquier distrofia es una de las causas principales de un grupo de enfermedades hereditarias y progresivas que causan debilitación. En este caso debilidad mental. Una debilidad que produce una muerte progresiva del «tejido» cognitivo, soporte esencial que define nuestra forma de percibir la realidad.

Llegados a este punto, la divergencia es tal que empiezas a renunciar a la posibilidad de tener una comunicación factible. Pero no siendo factible esa posibilidad, empieza un viaje de peregrinaje a la mente de tu interlocutor que no quieres hacer.

 

Mientras calibras la proporción perfecta de imbecilidad e inteligencia, que debes mostrar, para no desentonar. Y no padecer los efectos mórbidos de tener que saber-ver, lo que prefieres no saber ni haber visto nunca. Porque lo que realmente quieres es evitar ese arreglo sutil, que es la colusión, donde se establece un quid pro quo, una especie de acuerdo para que uno confirme y ratifique la persona que se cree ser el otro. Y lo peor es que debes hacerlo conscientemente.

 

«¿Una silla sexy?» En el plano de una conversación formal – profesional es de lo más decadente. Y de ahí la paradoja supurante.

Entradas relacionadas

Corvus corax (Cuervo)

Corvus corax (Cuervo)

"Solía ir a los acantilados que recortaban la isla de Menorca por la zona norte. Allí la Tramontana siempre estaba presente. Iba a correr entre las rocas y me imponía hacerlo por el borde. No era siempre posible. A veces tenía que gatear y confiar en un equilibrio que...

leer más
Cuántos caballos tienes

Cuántos caballos tienes

En la Edad Media era tan importante poseer un caballo y resultaba tan prestigioso que costara lo que costara la gente se empeñaba en tener uno. El jinete se distinguía de los que iban a pie por ser honorable y galante. Lo que en muchas regiones se llamó "un gentil"....

leer más
Que no te fastidie el día

Que no te fastidie el día

Procura que el tal San Valentín no te fastidie el día. Nuevamente y en estos novísimos días con sus magníficas novedades nos podemos volver a sentir... estimulados. O lo que quiera que signifique eso. La verdad es que de un modo u otro nos sentimos atrapados ante las...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Soledad Sánchez Mohamed.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a HostPapa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad